Saltar al contenido
Procrastinar

Procrastinar la solución a sus síntomas

procrastinar la solucion a sus sintomas

Podemos empezar el post haciendo la típica pregunta ¿Quién no ha procrastinado alguna vez en su vida?, de hecho si tu afirmases que nunca has procrastinado estaría muy preocupado por ti, porque una de dos o eres de otro planeta o simplemente eres raro de cojones y perdóname la expresión pero lo que quiero decir es que todo el mundo ha procrastinado alguna vez, el secreto de que no llegue a ser una preocupación es progresar y reducir los síntomas de la procrastinación.

Procrastinar la solución a sus síntomas, todo lo que debes saber

procrastinar solucion

De hecho se puede afirmar que cuando somos jóvenes el nivel de procrastinar es mucho más elevado que cuando ya tenemos una mediana edad y es que la juventud o la mente infantil nos hace ser más selectores con nuestras tareas y la mente es tan selectiva que cuesta realizar las muchas tareas que en edades tempranas no soportamos y queremos dejar para luego, pero la madurez nos va dando pruebas que tenemos que hacer de todo y que unas cosas nos gustaran más que otras pero no podemos ir dejando las tareas menos gratificantes para luego porque puede llegar a ser un auténtico problema, por lo tanto tenemos que ejercer las tareas menos gratas con ánimo y valentía.

Recuerdo que de pequeño solo quería salir a la calle a jugar con mis amigos, aunque solo fuese darle una sarta de patadas a una lata, pero no quería estar en casa y mi madre no tenía bastantes manos para retenerme en casa para que estudiase, bueno, esa tarea de estudiar o hacer los deberes escolares era procrastinar en toda regla siempre me lo arreglaba para reducir la tarea al máximo o si podía librarme de ella, pues bueno a medida que me he ido haciendo mayor me he dado cuenta de todo el tiempo que he perdido esquivando tareas que me hubiesen enriquecido mucho más como persona culta, pero procrastinar puede ser algo muy negativo para toda persona sensata, ese seria un claro significado.

Procrastinar la solución a sus síntomas, técnicas aplicadas

procrastinar soluciones

Como somos conscientes que procrastinar está a la altura del día a día, lo que tenemos que hacer es enseñarnos a reducir sus síntomas de esa forma podremos conseguir que nuestra mente no lance esos mensajes negativos cuando estemos realizando una tarea no agradable para nosotros, vamos a poner un ejemplo para que lo puedas entender con mayor facilidad, imaginemos que estás leyendo un libro y este tiene más de mil páginas, evidentemente si este no consigue atraparte de primera hora seguro que empiezas a procrastinar y no te cunde el libro o lo lees y no estás en lo que tienes que estar, te pones a pensar en cualquier otra cosa, entonces esa tarea no la estas realizando como debieses, por lo tanto es mejor que dejes de leer porque no te está sirviendo de nada, el que dice leer un libro por placer también puede ser estudiar, prepararse unas oposiciones o cualquier tarea mental que requiera tu plena atención.

Por lo tanto lo que debemos de hacer es crearnos micro-metas, objetivos pequeños y fáciles de realizar para que nuestra mente produzca dopamina que lo que hará será dejarnos satisfechos de lo que hemos realizado, empujándonos a seguir con un extra de ganas, vamos a seguir con el libro que estamos leyendo, pues nos ponemos como meta leer cinco páginas en un día, solo cinco, poniendo nuestro mayor énfasis mental, seguro que esas cinco páginas atendemos hasta el último de los detalles y no tardaremos mucho en realizar la tarea, con lo que nuestra mente lanzara dopamina de satisfacción como tarea realizada y al día siguiente tal vez en vez de ponerte como meta cinco páginas, ya puedes aumentar el número de páginas, porque llegaras a esa tarea con un extra de energía, porque tu mente va a volver a querer más dopamina, porque es adictiva y todo ello se transforma en que al final del tema estás leyendo un libro muy largo con una atención máxima y ese tiempo que estas dedicando a dicho libro tiene una gran recompensa.

Procrastinar la solución a sus síntomas, síntesis dinámicas

Hemos visto anteriormente en qué consistía motivarnos para realizar una tarea incomoda o no agradable a simple vista, todo ello consistía en crear pequeñas metas, objetivos fáciles de llegar y aumentarlos poco a poco, porque ¿qué ocurriría si nos pusiésemos una meta muy larga?, pues bien sencillo que no llegaríamos a dicha meta y por lo tanto en vez de obtener una recompensa mental de logro conseguido recibiríamos una tremenda negatividad que provocaría que todavía odiásemos mucho más dicha tarea, por lo tanto ponte una meta fácil, algo realizable cómodamente y deja que el día a día vaya ampliando esa meta, pero sin forzar ni un milímetro, para no llegar a una terapia.

Si haces bien todo lo que aquí te cuento veras como en no mucho tiempo vas a realizar dicha tarea sin ningún tapujo, sistemáticamente y sin darte cuenta estarás haciendo la tarea que tanto odiabas con una alegría que no veas, pero la pautas a seguir tienen que ser poco a poco, según indica un análisis correcto.

Procrastinar la solución a sus síntomas, resumen final

procrastinar solucionado

Hemos llegado a la conclusión de que si las tareas que no nos son agradables de realizar y puede ser que procrastinemos en ellas, tenemos que fraccionarlas y hacerlas poco a poco de forma moderada pero constante, para que la misma mente produzca dopamina y podamos cada vez realizar la tarea con mayor actitud. De todas formas tampoco caigas en la severidad, no podemos ser perfectos por lo tanto deja alguna tarea con la que procrastinar ya que es algo de lo más normal y de forma controlada no es malo, tal vez te diría que es muy recomendable porque como suelo decir no podemos ser tan tajantes con ese tema porque podemos terminar recibiendo un efecto contrario y por lo tanto sí que podría terminar siendo un gran problema para nosotros. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, pero tranquilo que al día siguiente amanece otra vez y habrá más horas para seguir realizando las tareas cotidianas.